jueves, 9 de octubre de 2008

Tlacaelel, el azteca entre los aztecas


Después de recibir el Emblema Sagrado de Quetzalcoatl, Tlacaelel se convirtió en Rey de los Aztecas (tenochcas), sin siquiera estar en el trono, consejero de los Emperadores Aztecas, participó en la guerra en contra de los tecpanecas de Azcapotzalco quienes dominaban el Altiplano mexicano, pidiéndoles pagar tributos exagerados, cuando el tirano Maxtla quiso acabar con los aztecas, ordenó asesinar a Chimalpopoca (primer Emperador Azteca), sin embargo el pueblo náhuatl no podía tolerar esta afrenta y persiguieron a los asesinos sin tener éxito, a pesar de que Azcapotzalco era una ciudad fuerte con mercenarios y una economía estable, fue derrotada por los Texcocanos que contaban con Netzahualcóyotl a la cabeza y Moctezuma Ilhuicamina al frente de los de Tenochtitlan, formándose por consejo de Tlacaélel la Triple Alianza con Tacuba, con lo que dio inicio el esplendor de esta civilización náhuatl, a él se debe el florecimiento de las artes, las guerras floridas con todo su contenido cósmico, pues la sangre de los sacrificados era para alimentar al Sol y que tuviera la fuerza suficiente para salir al otro día.

Después de un tiempo, Tlacaelel logra estabilizar el imperio de nuevo, se da cuenta de que tiene que librar una lucha en contra del imperio Tarasco, sin embargo, esta lucha empezó con un poco de negligencia de los generales del la izquierda y derecha del ejército, lo que ocasionó que el imperio Azteca sufriera su primera derrota en su historia. Tlacaelel también debe buscar dos civilizaciones perdidas, recobrar la otra mitad de su símbolo de auténtico heredero de Quetzalcoatl y descifrar códices sagrados.

En uno de sus viajes, Tlacaelel llega a la conclusión de que es en su reinado donde existen mayores posibilidades de que nazca una nueva cultura, debe empezar coronando un nuevo emperador, pero, a la noche de haberlo hecho, el mejor guerrero de ente los aztecas asesina a Tlacaelel.


Semblanza del Autor
Antonio Velasco Piña nació en 1935. Estudió Leyes en la Facultad de Derecho de la UNAM y formó parte de la generación fundadora de la Ciudad Universitaria. Se ha dedicado de tiempo completo a la docencia, a la investigación y a la escritura. Autor de numerosas obras, entre las que destacan: El Círculo negro: el grupo secreto detrás del poder en México; Los Siete Rayos: 13 de septiembre de 1847.


Además de Hombres que quieren ser: asombrosa historia de un médium de nuestros tiempos; La guerra sagrada: una nueva visión sobre la guerra de Independencia; Tlacaelel: el azteca entre los aztecas; y El 2 de octubre no se olvida, obra traducida a varios idiomas en los que expone las motivaciones espirituales de los sucesos que sacudieron al mundo en 1968.


Obras del mismo autor: Regina, Cartas a Elizabeth, El retorno de lo sagrado, La herencia Olmeca, Dos guerreros olmecas, El despertar de Teotihuacán, Tlacaélel, el azteca entre los aztecas y Hombres que quieren ser.


Personajes principales y tiempo histórico de México
Los personajes de esta obra son Tlacaélel, Citlalmina, Moctezuma. El tiempo en que está escrita esta historia es en pasado, y en el auge de la cultura Azteca, la narración está en tercera persona. El tema es sobre el nacimiento de nuevas culturas y civilizaciones. La atmósfera es de mucha integridad y unión.


Tlacaélel (1398h.-1480h. aprox.) ("el de corazón varonil", según algunas versiones). Fue bautizado con el nombre de Atecpanécatl, "el heredero de la nobleza Mexica"; luego, al quitársele su derecho al trono (que se le otorgó a Chimalpopoca, nieto de Tezozomoc de Azcapotzalco), fue llamado Tlacaelel, "el desposeído"; y finalmente obtuvo el nombre de Cihuacóatl (mujer serpiente), al convertirse en el sacerdote supremo de ésta deidad. Fue notable guerrero, pensador, economista y reformador religioso. Sobrino de Itzcoatl (1427-1440) y hermano de Chimalpopoca y de Moctezuma I Motecuzoma Ilhuicamina (1440-1468). Fue el poder tras el trono del señorío Mexica durante cincuenta años (1428-1478), y quizá más.
Perla Monroy, FES-Aragón-UNAM